EDAR de la Gavia 2021

Situación actual del entorno

Capacidad de tratamiento

Esta planta trata las aguas residuales procedentes de los dos colectores de La Gavia (Gavia I y Gavia II) así como los excedentes de la depuradora de La China (Colector Sur).

2


m3 por segundo

172800


m3 por día

Localización

Está situada en el margen izquierdo del río Manzanares, en el distrito de villa de Vallecas.

Nueva propuesta de actuación 2021

Una solución mejor que la de 2009

En el año 2009, la 22ª edición del diccionario de la Academia definía “sostenible” como: “dicho de un proceso, que puede mantenerse por sí mismo”.

Catorce años después, en 2021, la Academia ha añadido: que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente.

Porque las cosas cambian y en ecología lo hace mucho mas deprisa, mantener la solución prevista en 2009 para la depuradora de La Gavia sería un error

Propuestas de Actuación

Propuesta EDAR de la Gavia 2021

Necesidad de una adecuación paisajística y una mejora ambiental del entorno de la EDAR, con el objetivo de favorecer la biodiversidad en habitats y especies asociadas a agua dulce.

Se trata de crear infraestructuras verdes que alberguen biodiversidad, aplicando soluciones basadas en la naturaleza, que nos permita renaturalizar las áreas humanizadas y lograr que sean más saludables, verdes, sostenibles y útiles para el mantenimiento de las especies y los procesos ecológicos.

Recuperación del entorno y la biodiversidad

Conclusiones

La construcción de un edificio de hormigón de 12 m de altura media, no contribuye a su integración paisajística ni a la sostenibilidad medioambiental de la zona.

La nueva propuesta consigue una integración paisajística y medioambiental acorde a la nueva ordenación y perfectamente compatible con el desarrollo del bosque metropolitano.

La nueva propuesta es sostenible económicamente en cuanto a los costes de conservación y explotación de la EDAR. Desproporcionados en el caso de ejecutarse un edificio de 10 Ha.

Se evitan los nuevos riesgos laborales que aparecerían con la cubrición prevista en 2009.